Rosario de Citrino

16,80 €

59510

Artículo

Medidas aproximadas : largo 900 mm. Cruz 20 x 30 mm

Más detalles

Descripción

Sarta de cuentas que se utiliza para rezar el Santo Rosario (del latín rosarium «rosal») rezo tradicional católico que conmemora veinte "misterios" de la vida de Jesucristo y de la Virgen María, recitando después de cada uno un Padre nuestro, Ave María y un Gloria. Al parecer procede del tasbih musulmán, introducido en Europa por los cruzados, que a su vez tiene su origen en la India. Una bula del papa Pío V, escrita en 1596, afirma que fue santo Domingo de Guzmán, el fundador de la Orden de Predicadores, quien introdujo el rosario en el mundo cristiano en el año 1221.

El Citrino recibe su nombre por su color y lo toma del término francés citron que significa limón. Su luminosidad y especial color amarillo que puede llegar a dorado nos acerca a energías de fuerza natural que producen paz, calma y tranquilidad a aquel que porta la piedra, al mismo tiempo que lo vitalizan y le dan claridad mental. Como el aroma del limón, el citrino nos llena de frescura, energía pacificadora y aleja de nosotros miedos, temores, angustias o melancolías. Se aconseja su uso para momentos difíciles, para situaciones que requieran una prestancia alta y un buen equilibrio anímico y también es favorable para ayudar a disfrutar de la vida, para fomentar el buen humor y para alejar resentimientos o rencores. Se la considera una piedra armonizante y va muy bien para unificar estados de dispersión o disgregación, para encauzar caminos o en situaciones de pérdida o dolores anímicos, ayudando a recobrarse y a recuperar la ilusión perdida. También se la considera una piedra de la suerte y de la buena fortuna. Es una gema benefactora, de muy buena energía y pacificadora que cuida con esmero a aquel que la escoge. 

Advertencia: ¡Últimas unidades en stock!

30 otros productos en la misma categoría: