Filtros

Seleccionar por precio

0 € - 30 €

Seleccionar por material

Nacar - Perlas

Amor ,Feminidad, Belleza, Fecundidad, Creatividad, Regeneración, Relajación- Transmutación, Pureza, Energía positiva -  

El nácar, o madreperla, es una sustancia orgánica-inorgánica, dura, blanca argentina, brillante y con reflejos irisados o iridiscentes, que se asocia profundamente a la feminidad, a la capacidad de crear y generar nuevos eleme...

Amor ,Feminidad, Belleza, Fecundidad, Creatividad, Regeneración, Relajación- Transmutación, Pureza, Energía positiva -  

El nácar, o madreperla, es una sustancia orgánica-inorgánica, dura, blanca argentina, brillante y con reflejos irisados o iridiscentes, que se asocia profundamente a la feminidad, a la capacidad de crear y generar nuevos elementos, a la fecundidad y al poder de la madre cuidadora y dadora de vida. Realza el encanto personal y la belleza. Se considera que tiene el poder de promover el amor y aumentar el atractivo personal frente a los otros. También aporta equilibrio en del estado de ánimo, mejorando las situaciones de irritabilidad o el malestar emocional, relajando y mejorando el estrés y el insomnio.

La perla emerge en el interior del molusco, y representa la pureza que progresa en su acción creadora frente al elemento extraño que ingresa en el interior del molusco, proceso que genera que lo extraño se transforme en un nuevo ser claro, limpio, puro y brillante.  La perla se asocia así a la creación y al cambio, a la transformación de lo oscuro hacia lo puro. Fomenta estados de paz y de tranquilidad, y transmuta estados negativos en positivos.  Se considera que absorbe y propaga energías positivas, y se la relaciona con la vibración creadora femenina, con el amor, con la capacidad de cuidar de los otros y de transformarlos, ayudando a crecer y a progresar, a superar daños y a la regeneración profunda. Además, se le conceden propiedades de embellecer al que la usa, aumentando la luz que irradia de la persona y mejorando sus capacidades de contacto y de relación con los otros. 

Todas estas propiedades del nacar y la perla proceden de su relación con la madre cuidadora y dadora de vida, con las fuerzas y potencias femeninas que engendran la vida que se irradian de la capacidad de ciertos moluscos de producir el vida en su interior para reparar sus caparazones dañados o para cubrir determinados objetos que los anidan. Los criadores de perlas introducen en esos moluscos pequeñas piezas que son recubiertas de nácar y se convierten en preciadas perlas. Las conchas que proporcionan el más hermoso nácar son las haliótidas (Abulon), las nautilas, las pintadinas entre otras. 

.

COMPOSICIÓN DEL NÁCAR:

Esta compuesto por plaquetas hexagonales de aragonita (carbonato de

calcio (CaCO3) cristalizado), de 10-20 µm de amplitud y 0,5 µm grosor,

estructurados en continuas láminas paralelas. Estas estratificaciones

del nácar se encuentran separadas y compactadas por secciones de una

matriz orgánica compuesta de biopolímeros elásticos de conquiolina (como

también lo son las proteínas de la quitina, lustrina o la seda).

Leer más
Productos